Posición correcta de las calas

El eje del pedal debe pasar entre la cabeza del primer y el quinto metatarsianos
Posición correcta de las calas

Cuando montamos en bicicleta de carretera y mountain bike únicamente hay 3 puntos de contacto del ciclista con la bicicleta: el manillar, el sillín y los pedales.

Pues bien, la relación de nuestros piés con los pedales y por consiguiente también el movimiento de tobillo, rodilla e incluso cadera depende de dónde apoyamos nuestro pié en relación al pedal ó al extremo de la biela, esto es, depende de la colocación de las calas en las zapatillas.

Una mala colocación de éstas puede conllevar multitud de molestias y lesiones, en el pié (alguna zona se puede quedar dormida, sensación de pié ardiente - Compresión del nervio plantar), en el tendón de aquiles (tendinitis aquilea), en la rodilla (inflamación de la fascia lata, tendinitis rotuliana,  "pata de ganso"...), e incluso puede afectar a los músculos estabilizadores de la cadera, flexores y psoas ilíaco.

Tradicionalmente el método para la colocación de las calas era el hacer coincidir el centro de éstas con la cabeza del primer metatarsiano del pié, el dedo "gordo", lo que tradicionalmente conocemos como el "juanete". Esta posición adelantada de la cala favorece un pedaleo "redondo" y la posición de pedaleo de pié. También favorece las altas cadencias, por lo que sigue siendo adecuada en disciplinas como la Pista.

Los problemas que genera esta posición es que solicita demasiado a los gemelos en el pedaleo, lo que consume energía y realmente aporta poco en la eficiencia de la pedalada, como se ha visto en diversos estudios recientes.

 

Y cuál es entonces la mejor opción ó el mejor compromiso? Son varios los autores, por ejemplo Andy Pruitt y Phil Burt que recomiendan que el eje del pedal debe quedar en un punto medio entre la cabeza del primer metatarsiano y la del quinto (ver imagen). Esto hace que se aproveche el 100% del empuje del pedaleo y la potencia transmitida por el pedal sea máxima. Además se eliminan la mayoría de los problemas descritos más arriba.

 

En cuanto a la angulación de las calas, ésta debe seguir el patrón que hagan nuestros piés al andar. Si usted mete un poco los talones hacia dentro al andar, en la bicicleta debe lograr una posición similar, aunque con un poco menos de angulación (1-2º es lo recomendable). De esta manera evitará que sus talones toquen con las bielas y/o las vainas.

 

Hay que decir también que se están realizando estudios actualmente con una posición aún más retrasada de las calas, hacia la mitad del pié, y que quizás pueda ser la posición mas "natural" de nuestro cuerpo al pedaleo, y que tiene varias ventajas, como son la menor utilización de ciertos grupos musculares (generalmente los gemelos), quizás muy útil en algunas disciplinas como el Triatlón, aunque todavía no hay resultados concluyentes al respecto.

 

En Biomecánica 3D incluimos en cada estudio biomecánico el ajuste de las calas de las zapatillas. Pensamos firmemente que es uno de los pilares básicos de una buena posición y que generalmente no ha sido tratado con la importancia que merece.

 

Luis Raventós

BIOMECANICA 3D 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Enrique Montes (viernes, 27 abril 2018 10:17)

    he cambiado de zapatillas y he colocado las calas en el mismo sitio pero noto molestias, me noto raro. Qué hago mal?

  • #2

    luis raventos - Biomecanica 3D (martes, 01 mayo 2018 09:31)

    Hola Enrique, lo que nos comentas es una de las consultas que más gente nos hace. Al cambiar sillín, zapatillas y calas corremos mucho riesgo de variar la posición donde vamos sentados ó cambiar ligeramente el estilo de pedaleo, lo que hace que cambien los ángulos de trabajo de nuestro cuerpo, y pueden aparecer molestias. Es normal que la horma de zapatilla ó el ángulo de ataque del talón cambie de una marca de zapatillas a otra, con lo que todo se complica. Mi consejo es que si ya te has hecho un estudio con nosotros te hagas una "Revisión de cotas", donde vamos a comparar con datos tu posición antigua con los datos con el nuevo material, a fin de replicar los mismos ángulos de trabajo, y recuperar las buenas sensaciones.